La inclusión en la Fiesta del Libro cojea 

Por: Óscar Linares, Juan José Duque, Laura Bravo y Gabriela Madrid.

Septiembre 15, 2022

La Fiesta del Libro en su edición número 16 según la Alcaldía de Medellín, apostó por ser un evento inclusivo para personas con diversas discapacidades. En sus publicaciones y promociones en redes sociales mencionaba a la feria como un evento para todos. En especial una, donde la protagonista invita a la ciudadanía a participar de la Fiesta, y lo hace en lenguaje de señas.

Sin embargo, a expositores como Elizabeth Cuervo Romero, editora jefa de la editorial Dado, especializada en producción de literatura para personas con discapacidad visual, no le parece que este evento sea inclusivo.

“Acá no encuentras material que personas con discapacidad puedan consumir”.

Así mismo, Ivonet López, encargada de un stand del grupo EPM declara “es muy complejo que se sientan bienvenidas las personas con discapacidad, incluso desde la movilidad, pusieron rampas hechas en madera, muy toscas, que no facilitan mucho el acceso a los espacios” y además, les ha tocado cargar personas en sillas de ruedas porque los espacios no les permiten ingresar cómodamente. 

Foto por Juan José Duque 

Para labores como estas de facilitar y ayudar a todas las personas, se contó con alrededor de 300 personas de logística y algunos intérpretes para ayudar a personas con discapacidades, según Francisco Gutiérrez encargado de uno de los cinco puestos que hay en la Fiesta. Además, mencionó acerca de la zona pensada para las personas con discapacidad cognitiva. Sin embargo, es allí donde se encuentra la carpa del grupo EPM, donde declararon no estar preparados con material ni el personal idóneo para atender personas con algún tipo  de discapacidad.

Una mujer del personal de logística, quien prefirió guardar su identidad, afirmó que en realidad solo había dos intérpretes en todo el evento, quienes no cuentan con radio para ser contactados y podrían demorar alrededor de 20 minutos para contactarlos. 

No obstante, hay algunas instituciones privadas que luchan por la inclusión de las personas con discapacidades.  Comfenalco es una de ellas y en esta edición de la Fiesta realizó actividades diseñadas especialmente para esta población, inclusive han promovido la celebración del denominado “Día de la accesibilidad”.

Nelson Pérez, creador de ese Día, relata que la idea nació en el 2010 con la motivación de ser verdaderamente incluyentes “la idea tuvo una acogida muy buena, el primer año tuvimos 300  personas, el año siguiente 600. Unos años después la Alcaldía nos propuso ser parte de todos los eventos que tenían que ver con la Fiesta del Libro”. 

Infografía por Gabriela Madrid

Relata también, que durante un tiempo la Alcaldía los apoyó: “llegamos a tener hasta 8 intérpretes en toda la feria a disposición de los visitantes, sin embargo, con el cambio de administración, por decisiones egoístas decidieron no continuar igual con el proceso, ahora no contamos con ese apoyo”. Añade que son las instituciones privadas como Comfenalco, la editorial Dado y La Rueda Flotante, quienes de verdad están haciendo un esfuerzo por hacer sentir incluidos a la población con discapacidades con iniciativas como el Bibliocirco, caso contrario de las públicas.

Son las instituciones privadas las que están haciendo un esfuerzo para incluir a toda la población en estos eventos

Ingreso al bibliocirco (Comfenalco). Foto Juan José Duque

Finalmente reflexiona sobre lo que es la verdadera inclusión, que aún falta mucho para ser un evento, ciudad y país incluyente. “Una cosa es dejar entrar a todos, eso está bien pero no es suficiente. Inclusión sería tener todo preparado para responder a sus necesidades «.

Escuche aquí el testimonio de Nelson Pérez sobre el Día de la Accesibilidad


Porcentaje de personas con discapacidad en Medellín

Infografía por Laura Bravo

Volver a Especial Fiesta Libro